COMO CUIDAR TU BAÑADOR

 

En CINC no solo fabricamos bañadores, sino que también somos nadadores, así que hoy el artículo tratara de nuestras recomendaciones de uso y conservación de los mismos.

Queremos que los disfrutéis durante mucho tiempo sin que pierdan sus características y mantengan sus propiedades. Por ello, os vamos a dar una serie de consejos:

  • Antes de usarlo por primera vez ponlo en remojo con un poco de vinagre o agua con sal para que se fijen los colores
  • Tener cuidado donde nos sentamos o con qué nos rozamos ya que si lo hacemos sobre superficies ásperas se arañará el tejido.
  • Después de cada uso enjuagarlo con agua fría
  • Lavarlo a mano, sumergirlo en agua fría y frotarlo con delicadeza con un jabón líquido neutro o especial para ropa deportiva. Puedes lavarlo en la lavadora cada 10-15 días seleccionando un programa para ropa delicada y sin nada de suavizante porque devora los elásticos.
  • Después de lavar el bañador hay que eliminar el exceso de agua sin retorcer la prenda. Un buen consejo para retirar en lo posible el agua excesiva es hacerlo rodar dentro de una toalla antes de tenderlo.
  • La mejor forma de secar la ropa de baño es al aire libre. Nada de secadora, el calor destruye las fibras elásticas. Lo más conveniente es dejarlos secar sobre una superficie lisa para que no se deformen.
  • No planchar.
  • Evita que pase mucho tiempo en la bolsa del gimnasio.
  • Nunca se debe guardar un bañador mojado, porque la humedad facilita la proliferación de hongos y malos olores.
  • Nunca lo metas en una bolsa de plástico.

 

With all these tips, it is only up to you to take good care of your swimsuit.

No Comments

Post A Comment

If you continue to use this site you accept the use of cookies. More information

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar